Oración de Liberación de Fuerzas Negativas



Si sientes que algo te ata a fuerzas negativas que entorpecen tu día a día y no te dejan obrar con tranquilidad puedes recurrir a esta oración de liberación de las almas atadas a las fuerzas del mal. A través de su recite constante liberarás tu mente, tu corazón y tu luz de la oscuridad que te aflige y que proviene de fuerzas oscuras.



Cuando hablamos de liberación puede tener múltiples significados. Por una parte, podemos hablar de posesiones demoniacas que hacen preso de un cuerpo y lo manejan a su antojo; o bien puede tratarse de una modesta liberación espiritual que haces cuando sientes que no tienes la llamada salud del espíritu.

Oración de liberación de demonios

Oración de Liberación de nuestro espíritu

No es tarea fácil deshacerse de estas fuerzas oscuras, ya que pueden ser más poderosas que nuestra fe. En estos casos corresponde a un especialista en exorcismos el eliminar esas presencias. Pero bien puedes armonizar y calmar los ambientes ante una persona atada por estos entes al orar a Dios nuestro señor:

¡Oh! Padre celestial

que riges los caminos del mundo.

Tú que vences a todos los demonios

y los devuelves al Inframundo más profundo,

atiende mi llamado

para liberar este cuerpo que tengo frente a mí,

cuya atadura se haya arraigada a una fuerza maligna,

que te desprecia.

Él es tu siervo, Señor,

y no debes permitir,

por tu infinita misericordia,

que sea descarriado de manera involuntaria de tu rebaño de amor

y buenas acciones.

Dale la paz y la tranquilidad que siempre ha tenido



y vuelve a su cueva,

a su abismo y a su morada

a aquel ente o entes que le tienen preso espiritualmente.

Dale fuerzas para salir airoso en esta lucha, Maestro principal,

Tú que todo lo puedes.

Amén. 

Oración para liberar el espíritu de malas energías

Ahora, si tu caso de sentir la necesidad de liberarte está relacionado con ataduras de espíritu menos malignas, pero igualmente fuertes, puedes elevar tus plegarias a san Benito, un santo que ayuda en el combate espiritual contra las malas energías que nos afectan y que se traducen en envidias ajenas, en mala suerte y malas vibraciones.

A san Benito:

Tú, amado y misericordioso san Benito,

ven a mi morada

y libra este cuerpo de las ataduras espirituales que padece.

Siento pesadas cargas en mi espalda,

en mi alma y en mi fe,

que me impiden caminar con tranquilidad.

Libra mi espíritu de estas malas energías

que me lanzan mis enemigos

y perdónalos porque son tan pecadores como yo lo he sido.

Dame la luz para llegar a ella a través de tu guía

y llegar al camino de alabanza eterna al Señor nuestro Dios,

y a Jesucristo su hijo,

camino de verdad y vida.

Ayuda a este tu siervo, san Benito,

y dame la paz espiritual

y la purificación del alma que requiero.

Amén. 

¿Hasta cuándo decir esta oración de liberación?

Hasta que usted se sienta liberado por completo de energías negativas y malas influencias que lo estén aquejando en el día. Esta oración la debe decir en la mañana que es cuando están los espíritus blancos para dar su bendición.

También puede leer sobre:

 

 



Loading...

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.