Conjuros para niños que rimen y sean entretenidos



Tener niños en casa, sean de la familia o sean de visita, puede ser una experiencia agradable que dé felicidad al hogar. Sus cantos y sonrisas pueden contagiar a los más adultos. Pero a veces sucede que quieres saber conjuros para niños que rimen cuando estos se tornan muy inquietos, y sus cantos y juegos sobrepasan en límite de lo prudente.





Aunque un temperamento fuerte puede ser la solución, puede que no seas la persona ideal para exigir con firmeza que haya paz en casa. A veces incluso le sucede a los profesores de escuela, ya que el control de grandes grupos es un conocimiento que se adquiere solo en la práctica.

Es por eso que te presentamos las mejores rimas para que puedas controlar a uno o varios niños, cuando ante tus órdenes parezcan ser indolentes.

Conjuros para niños que rimen cuando son inquietos

Imagina un escenario en el que uno o varios niños no se quedan quietos ni acatan órdenes por más que intentes calmarlos. En estos casos resultas prácticamente invisible. Es entonces cuando puedes usar estos conjuros:

  • Canto de la bruja de grande nariz: este canto te permite no solo hallar calma en el ambiente, sino también conseguir la atención de los pequeños por la musicalidad de los versos. Debes recitar así:

En un caldero pones pulgas,
bruja narizona picaflor,
pones sapos, canguros, saltamontes,
y recitas tu infalible canción.
con tu grande nariz lo hueles todo,
niños traviesos y aquel niño juguetón,
y mezclando también pelo de mono,
lograrás hacer llorar a los más pillos,
cuando se portan mal sin atención.

Recitar este canto en voz alta, con las manos juntas, y con fe, notarás cómo los más pequeños ceden en sus travesuras, cuando la inquietud es la expresión que asumen con los adultos.

  • Conjuro del escarabajo egipcio: en este caso el canto alude a este insecto para que los niños se calmen en poco tiempo. Los versos que debes recitar son:

En medio del musgo del suelo,
el escarabajo corre a tu nariz,
con el barro que recoge entre las hojas,
en poco tiempo se reirá de ti.
Corre escarabajo y pica al niño
que travieso se quiere comportar,
que con gritos, sonrisas e inquietudes,
aunque lo manden no se quiere calmar.

Aquel niño que se porte mal hoy día
el escarabajo solo lo podrá calmar,
cuando grite, cuando salte, cuando llore,
cuando sus madres ya se cansen de mandar.

Este canto es perfecto cuando los niños demuestran miedo a insectos voladores, como al escarabajo egipcio, en este caso.

Calmar a un niño mentiroso con cantos

Existen otros cantos que puedes usar cuando notas que tus hijos o niños al cuidado mienten más de lo prudente, pues esto podría meterlos incluso en problemas. Lo que puedes hacer es usar los siguientes conjuros:



  • Canción de la larga nariz: este relato de hechizo toma como base el cuento del muñeco de madera que al mentir hace crecer su nariz. En este caso puedes aprender de memoria los versos y recitarlos en presencia del pequeño cuando te das cuenta de que está mintiendo, a saber:

Pequeño que mientes como si de un juego se tratase
más vale que rectifiques
en todo aquello que fallaste.
Porque ay de aquellos que cada día mienten
por encontrar disfraces y del castigo escape.
si mentiras dices tu nariz crecerá
y será tan larga que el suelo podrá tocar,
no podrás comer ni saltar con libertad
y por faltar a la escuela sentado te vas a quedar.

Deja de decir mentiras
no enojes a papa Dios
que él te quiere y te cuida
como te cuida yo.
A los niños mentirosos cosas malas pasarán
pues cuando digan la verdad nadie les creerá,
y serás como el muñeco que de tanto solo jugar,
por decir mentiras se le supo castigar,
la lección aprendió y prometió que nunca más
mentiría a sus amigos, profesores y a mamá.

  • Versos del dragón Afang: ahora te presentamos los versos que pertenecen a un canto de los celtas a una criatura mitológica de sus bosques, que por ser solitaria no distinguía entre la verdad y la mentira, así que no sabía mentir. A los pequeños les atemorizaba esta criatura, por lo que para ahuyentar las mentiras que sus bocas puedes decir:

Afang que cuidas los lagos y bosques tenebrosos
lleva al niño de paseo por senderos profundos
en medio de criaturas tenebrosas como osos
podrá saber que con mentiras pierde el rumbo.
Tú que sabes el valor solo de la verdad
a este niño tremendo deberás enseñar
que con falsos testimonios no se puede ganar
ni en la vida ser próspero
ni se logra triunfar.

  • Poema de kelpies: en este caso se trata de otra criatura mitológica de los celtas, que era representada en forma de caballo, generalmente de color negro y salvaje. Los cantos a recitar son:

Kelpie que ahuyentas las mentiras de los hombres
enseña a este niño con tu rechinar profundo
que mentir no debe hacerse
pues es como un olor nauseabundo
porque todos te miran con malos ojos
cuando vas camino a tus rumbos.
En los bosques en donde están las mentiras
hay seres y criaturas extrañas que atormentan
que no dejarán dormir a quien les mienta
en sus más amenas veladas nocturnas.

A los niños mentirosos llevarás a dar paseos
entre brujas, entre arañas
entre hadas y entre elfos,
y si mienten nuevamente alguna noche llevarás
una mano de mono que siempre le molestará.

Estos versos son perfectos para recitar por las noches. Una de las estrategias a usar es que puedes encender velas de color blanco para que las energías sean positivas, además será el temor por los seres el que hará que los pequeños pongan también de su parte.

Ya sabes que puedes usar cualquiera de estos conjuros para que los niños permanezcan tranquilos y con un buen comportamiento. Recita estas palabras todas las noches, especialmente cuando hay luna llena, y disfruta en los días por venir de la paz de tu hogar, de tu salón de clases o del aposento en donde estés con estos pequeños inquietos.


Los comentarios están cerrados.