Fuerte Oración Para Los Enfermos De Cáncer

Se necesita una fuerte oración para los enfermos de cáncer para que sanen rápido, pero primero, más importante que la curación física es la salvación espiritual. Revisa contigo mismo y después con la persona afectada por la enfermedad de cáncer si están salvados: si aceptaron a Jesucristo como el único salvador, si se han arrepentido de los pecados, si fueron o serán bautizados en las aguas para la remisión de los pecados, y si están dispuestos a llevar una vida de oración y de lectura diaria de la Palabra para renovar sus mentes. Si no, el mal puede volver peor, y si la persona no está salvada de morir puede ir al infierno.

Oración Para Los Enfermos De Cáncer

La oración para los enfermos es tan poderosa como milagrosa. A través de ella se encuentra un respiro, alivio y paz que esta enfermedad no ofrece.

He visto cientos de casos de personas enfermas de cáncer que estaban muy mal, sufrían grandes dolores y suplicaban una suave muerte. Pero luego de esta oración he podido comprobar que todos los fuertes dolores han descendido en gran medida. Esto debe ir acompañado de una fe gigantesca y nunca antes vista.

Oración Para Los Enfermos De Cáncer

Sin fe, los milagros no suceden y la fe viene por el oír de la Palabra de Dios.

Haz esta oración con la persona para ella recibir a Jesús y ser salvada:

Querido Señor Jesús, yo creo que tú eres el Hijo de Dios, yo te agradezco que hayas muerto en la cruz por mis pecados. Yo he pecado, Jesús, por favor, perdona mis pecados. Yo te pido que vengas a mi corazón y seas mi Señor y Salvador. Te quiero servir, y sólo a ti. 

Oh Dios, nuestro Padre, tu palabra dice que tú eres un socorro muy presente a la hora de la necesidad para los enfermos. Yo vengo a ti entregado en el nombre de esta persona que se encuentra sufriendo de cáncer u otra enfermedad grave. Padre te ruego, en el nombre de Jesucristo de Nazaret, que tú sanes a esta persona. La distancia no es un problema para ti, Dios. Mientras tanto, yo estaré orando para que tú estés al lado de esta persona enferma de cáncer. Incluso tan cerca como su propia respiración. Entonces, yo pido a ti que coloques tu mano salvadora para sanarla. Que todo este sufrimiento se convierta en cenizas desparramadas en el reino de tu cielo, oh Padre. Yo te mando hoy células cancerosas, para que se extingan desde la raíz, y que nunca más vuelvan. 

Padre yo te pido reemplazar con nuevas células aquellas que están haciendo daño por cáncer o cualquier otra enfermedad. Oh Señor, Altísimo y Todopoderoso, tú puedes hacer eso, porque lo que es imposible para el hombre es posible para ti. Tú eres un Dios que todo lo puede, y creemos que todo es posible para ti. Te amamos con todo nuestro ser. Cura a esta persona con cáncer. 

Si el enfermo de cáncer obtiene la cura total o los dolores disminuyen, agradece al Señor por el milagro recibido. Recuerda que Jesús ayudó a muchos y pocos han regresado para dar las gracias y dar su testimonio. No seamos como aquellos que sólo querían la cura y después lo vieron crucificado y no hicieron nada.

Más artículos de interés: