Hechizo Para Dominar Al Ser Amado Rápido

Una forma te tener a tu pareja a tu lado es haciendo un hechizo para dominar al ser amado. La magia blanca se debe hacer siempre y cuando hayas agotado todas las posibilidades de dominar a esa persona que tanto deseas. Así que empecemos con éste hechizo de dominación.

hechizo para dominar al ser amado

Hechizo poderoso para dominar al ser amado

En la mañana de un sábado, compra una vela tipo cirio de cera pura. Envuélvela en un paño de lino blanco. Ve con ella a una iglesia que tenga dos puertas. Entra por una puerta y sal por la otra cuando hayas terminado el hechizo. Cuando el sacerdote de la bendición a los fieles, mantén pulsado el cirio con la mano izquierda, diciendo en voz baja:

Testigos de mi loco amor, mi constancia y melancolía. Por Pilato, el judío, tú serás mío para siempre. Amén. 

Dirígete pronto a tu casa, evitando hablar con alguien en el camino. Al llegar a la puerta de tu casa, di en voz baja:

Abracadabra, esta mi palabra. Mis inexorables deseos de loco amor que no se detienen y que están aquí para dominar a mi ser amado.

Después de eso, evita hablar tanto como sea posible.

Desenrolla el cirio (guarda el paño para usarlo más adelante) y ponlo en un candelero que no sea de metal, sobre una mesa de madera de pino. Enciende el cirio y lee con fe inquebrantable la siguiente oración:

Cirio bendito, tu cera es más resistente que los obstáculos que se oponen para dominar al ser amado. No obstante, tu cera se derrite y mis deseos crecen. Y como tú, las locuras y rebeldías de mi ser amado van a desaparecer. Yo te conjuro cirio bendito en nombre del Padre, en nombre del Hijo, en nombre del Espíritu Santo y en nombre de mi ser amado. 

Las tres primeras cruces deben ser hechas con la mano derecha. Después, una cruz en el espacio (en el aire) y las dos siguientes cruces con la mano izquierda.

Mientras que el cirio sigue encendido, lee estas palabras del evangelio de San Juan:

En la génesis era el Verbo, y Dios era el dueño de todo. Y todas las cosas por él fueron creadas. La vida era la luz de los hombres. Y fue un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan, que respondió por mí y gritó diciendo: Desde ahora estás unido para siempre a la persona que desea dominarte. Por la virtud de mi oración misteriosa. Si intentas romper los lazos que te unen con mi protegido, tu cuerpo se derretirá como se derrite este cirio que está ardiendo. Amén. 

Apaga el cirio con un soplo temible y potente. Abre las ventanas y puertas de tu casa para que el espíritu y corazón de tu ser amado sea bienvenido. Con este hechizo para dominar al ser amado podrás tener a tu hombre contigo con actitud servil.

De esta manera tendrás a ese ser dominado por completo. De igual manera, te invito a que leas mi historial personal y veas como recupere a mi pareja de la manera más rápida y sencilla gracias a la guía de Hechizo de amor, esta guía es el ABC de los hechizos, amarres, pociones para tener a la persona que tanto queremos a nuestro lado.