Efectivo Hechizo Para Alejar Enemigos Para Siempre

Cuando queremos saber como hacer un hechizo para alejar enemigos, debemos empezar hablando de una fábula muy interesante sobre cómo podemos molestar e inquietar a otras personas sin ninguna razón aparente.

hechizo para alejar enemigos

Una malvada serpiente comenzó a perseguir a una inocente luciérnaga. La luciérnaga escapó de la serpiente, pero esta última no se dio por vencida. Sucedieron dos días y tampoco pudo atraparla. En el tercer día, visiblemente extenuada, la bella luciérnaga se posó en un árbol, tomó coraje y se dirigió a la serpiente con las siguientes palabras: “Te hago tres preguntas”.

– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
– No.
– ¿Te he hecho daño?
– No.
– Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?

La serpiente respondió:

– Porque no puedo soportar verte brillar.

Tener brillo propio a veces tiene su precio. Ser una persona brillante, feliz y próspera es muy bueno para ti. Pero puede molestar a mucha gente a tu alrededor que no puede brillar o ser feliz.

Y las personas que están incómodas con las vidas de otras son peligrosas, ya que son capaces de destruir esta felicidad a cualquier precio.

Para ayudar a evitar a estas personas celosas, chismosas y alborotadoras de nuestras vidas, sigue esta serie de hechizos.

Hechizo Para Alejar Enemigos Para Siempre

  • Pon en una bolsa de color rojo una ramita seca de ruda, siete dientes de ajo, una hoja seca de Indias y una hoja seca de pimienta.
  • Cierra la bolsa con un trozo de cuerda, llévala a tu trabajo y mantenla en un lugar donde sólo tú tengas acceso. Mantén vigente este hechizo hasta que sientas que el problema está resuelto, luego tira todo en el agua.

Oración para espantar la envidia 

Eterno Dios, te amo y te necesito. ¿Estás conmigo en mi corazón? Bendice a mi familia, mi casa, mis finanzas, mi negocio, mi cuerpo, mi espíritu y mi vida amorosa. De todos modos, mi vida en su conjunto ha sido bendecida por ti. Y aleja de mí la gente que quiere hacerme daño. En el nombre de Jesucristo. ¡Amén! ¡Que así sea!

Hechizo contra los vecinos y otras personas envidiosas 

Si tú tienes un vecino chismoso, haz este hechizo los días viernes:

  • Toma 100 gramos de chile y ponlo a hervir en 1 litro de agua. Luego deja enfriar y rellena una botella con este líquido. Una vez hecho esto, vierte un poco de ese preparado en la puerta de la casa del vecino chismoso.
  • Las sobras en la botella entiérralas en un jardín cercano a la casa del vecino envidioso. Nunca le digas a nadie acerca de este hechizo.

Cómo protegerse de los falsos amigos

Compra una taza blanca y pon un poco de agua en ella. Cúbrela con un plato y déjala reposar toda una noche. Por la mañana, toma un vaso de agua y repite: “Así como las olas del mar llegan a la piedra y vuelven, de la misma manera (di el nombre de la persona) va a salir de mi vida”.